Sign in / Join

¿Qué impacto real tiene que el Aburrá sea Valle del Software?

POR MIGUEL OSORIO MONTOYA | PUBLICADO EL 15 DE DICIEMBRE DE 2020

El Área Metropolitana firmó un pacto, pero todavía no hay ruta para implementar esta figura. Panorama.

Evitar congestiones de tránsito, permitir a ancianos llevar una vida independiente y ayudar a ambulancias a llegar más rápido a su destino son tres beneficios que la tecnología podría brindarle a la ciudad.

Un caso concreto es el de los accidentes de tránsito. Según Juan David Palacio, director del Área Metropolitana, con drones sobrevolando el lugar podría hacerse el procedimiento de levantar el croquis y descongestionar la vía en solo 15 minutos, un trámite que hoy es dispendioso porque hay que llamar y esperar a que llegue el tránsito.

Los aparatos, con el uso de inteligencia artificial, levantarían un plano completo de la colisión. Palacio utiliza la situación para ilustrar cómo la tecnología podría ayudar a mejorar la calidad de vida de los habitantes del Aburrá.

Esa conclusión está asociada a que el pasado 4 de diciembre se firmó el Hecho Metropolitano número 21, en la celebración de los 40 años del Área Metropolitana. Este nuevo pacto crea el Valle del Software, un compromiso de los 10 municipios que integran la entidad territorial para que en conjunto implementen medidas que sirvan para fomentar el emprendimiento digital, cerrar brechas de acceso a la tecnología y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Los Hechos Metropolitanos están amparados en la Ley 1625 de 2013, que deregó a la 128 de 1994. Su finalidad es solucionar problemas comunes que afecten a los municipios, por ejemplo, la contaminación, la salud pública o la movilidad (ver gráfico).

Hablamos con el director del Área y expertos para conocer los alcances de esta iniciativa, cuáles son sus metas y cómo van a impactar a los ciudadanos.Emprendimiento, lo primero

Es importante recordar que la idea del Valle del Software no se la inventó el Área Metropolitana, sino que es un proyecto consagrado en el Plan de Desarrollo de Medellín 2020-2023. Mauricio Valencia, subsecretario de Creación y Fortalecimiento Empresarial de Medellín, explicó que el Municipio invertirá $ 1,2 billones durante el cuatrienio en este plan.

Valencia advirtió que una de las prioridades es facilitar que en la ciudad se creen emprendimientos que desarrollen inteligencia artificial (algoritmos, robótica, aparatos inteligentes), internet de las cosas (interconexión entre objetos cotidianos e internet) o startup (modelos de negocio a partir de aplicaciones móviles). “Queremos fortalecer el ecosistema de capacidad o emprendimiento. Hoy existe un problema, pues no hay un buen acompañamiento al empresario tecnológico. Queremos hacer un puente entre academia, ciudadanos y sector empresarial, esa es nuestra idea”, precisó.

Para lograrlo, dijo, se acompañarán 3.150 emprendimientos de base tecnológica. “El conocimiento está, pero no hay articulación. Eso es lo que queremos lograr”, concluyó Valencia.

Sergio Marín es el CEO de una compañía que desde hace siete años desarrolla inteligencia artificial. Netux, su empresa, presta servicios en temas de salud, como monitoreo remoto de pacientes y georreferenciación para ambulancias. Marín fue reconocido por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) como uno de los emprendedores tecnológicos más relevantes de Colombia.

Consultado sobre el futuro Valle del Software, dijo que lo consideraba una buena idea y fue optimista: “El crecimiento tecnológico se necesita en todas las industrias. Medellín es un buen lugar para emprender, pues se ha articulado a la academia y la industria. Tenemos un ecosistema bueno, que nos permite emprender. Las barreras para crear compañías son menores cada vez, creo que lo más difícil son los procesos jurídicos y administrativos”.

Lo mismo consideró Jesús Sánchez, vicepresidente de Open International, una empresa nacida en Cali que se especializa en brindar tecnología que hace más eficiente los procesos administrativos de otras empresas. Desde 2000 son los encargados del desarrollo de facturación de EPM.

Hoy les brindan ese servicio a más de 100 empresas de 19 países, incluyendo Estados Unidos. “Consideramos que el talento está en Colombia, lo que hace falta es un impulso. Pero creo que es importante que esta estrategia se haga a nivel nacional”, consideró.Mejor calidad de vida

Una de las pretensiones del pacto metropolitano es mejorar la calidad de vida de los 4 millones de habitantes del Valle de Aburrá. La idea de los drones para solucionar incidentes de tránsito, de la que se habló al comienzo, es un ejemplo de ello. El director Palacio explicó que esa propuesta se llevó al MinTic y fue aprobada entre más de 1.000 opciones de otros municipios.

“Estamos pendientes de concretar la agenda con MinTic para definir cómo vamos a implementarla”, dijo Palacio.

Pero las mejoras en la calidad de vida no se circunscriben solo a los accidentes o la movilidad. Uno de los temas a vencer es la conectividad a internet, especialmente en las zonas rurales, en donde es deficiente. Según el Índice de Progreso de Comunas y Corregimientos de Medellín 2016-2019, presentado la semana pasada por el programa Medellín Cómo Vamos, en Palmitas apenas el 40 % de los habitantes tiene acceso a los medios. Y se agrava: el mismo estudio explica que solo el 29 % de los habitantes de ese corregimiento tiene conexión a internet.

La situación muestra un contraste. En El Poblado, el mejor ubicado en la lista, el 90 % de las personas tiene internet. “La idea es cerrar esas brechas. Tenemos una idea. Medellín tiene 80 kilómetros de fibra óptica que son del municipio; Itagüí tiene otros 17 kilómetros, uniéndolos podemos brindar conexión a internet a miles de personas sin tener que hacer mayor inversión, porque la red ya existe”, propuso Palacio.

Para Juan Sebastián Abad, alcalde de La Estrella, la meta principal debería ser utilizar la tecnología para mejorar las condiciones de empleo.

“Aprobamos hace poco, teniendo en cuenta este pacto, la reducción de impuestos y de la tierra en nuestro municipio para las empresas de tecnología. Es un incentivo para que vengan y se asienten en La Estrella. Con esto logramos mejorar el empleo y abrir oportunidades a los siderenses”, consideró.

Además de empleo, la tecnología se utiliza hoy en asuntos de salud. Marín, el CEO de Netux, explicó que su empresa desarrolla manillas que les dan independencia a personas de la tercera edad. ¿Cómo? La manilla permite que ancianos puedan vivir solos sin correr riesgos. Utilizando una manilla que se conecta a la nube, los familiares saben si la persona está haciendo algo fuera de la rutina; alerta sobre anomalías cardiacas o caídas del paciente. “Además, instalamos sensores en la casa. Como la gente es rutinaria, el sensor establece que la persona está en la sala en la mañana, por ejemplo. Si un día no está allí, se alerta a un familiar de que algo pudo haber pasado”, contó el experto.

Palacio dijo que el éxito del plan dependerá de la unión entre el sector público y privado. “Se trata de crear un puente entre la academia, los privados y los públicos para mejorar todo el Valle de Aburrá con tecnología”, concluyó el director Palacio.¿Un canto a la bandera?

Germán Valencia, profesor de la Universidad de Antioquia y doctor en Estudios Políticos, consideró que la firma del hecho es un “canto a la bandera”. Opinó que todo dependerá de la capacidad de diálogo de los 10 municipios.

“La desventaja de la propuesta es que hace falta diálogo. Hay egos políticos que no quieren tener relación con el alcalde de Medellín. Los municipios del norte tienen otras prioridades muy diferentes al Valle del Software”, precisó el experto Valencia.

Para Néstor Julián Restrepo, profesor de Política en la Universidad Eafit, el hecho metropolitano es una buena idea. Sin embargo, haciendo una mirada retrospectiva de la historia del Área Metropolitana, es pesimista.

Dijo que, por ejemplo, no se han unificado conceptos sobre seguridad, a pesar de que hace más de un año se firmó un hecho metropolitano sobre ese ítem.

“Es un discurso muy bueno, pero tiene que hacerse realidad. A la hora de pasar de la voluntad al hecho, hay un trecho gigante. Veo difícil que se dé ese diálogo entre los 10 municipios. Pasa como con lo firmado sobre seguridad, que se quedó en el papel porque no se unificaron procesos”, opinó Restrepo.

Juan Carlos García, experto en urbanismo y planificación, tiene una visión similar. Explicó que la firma del hecho no tiene mayor relevancia. “Es extraño que se llame al Valle del Software como hecho metropolitano, pues estos consideran otros temas que se relacionan con obras públicas como el metro o el cinturón verde. En este caso lo llamaría un asunto retórico”, argumentó el experto.

El director Palacio indicó que la firma del hecho metropolitano es el primer paso del proyecto y lo que sigue es evaluar con cada municipio cómo están en innovación y qué se puede hacer en ese sentido. “Estamos haciendo un diagnóstico. En enero haremos mesas de discusión y empezaremos a ver qué acciones podrán tomarse a futuro para que seamos de verdad el Valle del Software”, concluyó el director.


Tomado de: www.elcolombiano.com

Leave a reply