Sign in / Join

Proponen pacto para cuidar la Universidad de Antioquia

POR VANESA RESTREPO

Un gran pacto para que la Universidad de Antioquia (U. de A.) sea un escenario neutro ante cualquier confrontación es la propuesta que ayer lanzó el rector de la institución, John Jairo Arboleda, en un acto simbólico realizado en la portería de Barranquilla, que ha sido escenario de protestas y confrontaciones con la fuerza pública.

“Vamos a convocar a instituciones y estudiantes para firmar un pacto de noviolencia. La universidad ha sido experta en construir sociedad a partir de la diferencia y eso queremos, pero necesitamos mantenernos como un espacio pacífico para pensar la sociedad”, declaró.

Y es que la institución en los últimos meses ha estado en el ojo del huracán: el pasado 5 de noviembre una estudiante denunció haber sido víctima de abuso sexual, al parecer por parte de algunos vigilantes de la Alma Mater. Y 15 días después un grupo de encapuchados ingresó al campus y saqueó los cajeros de la cooperativa de profesores (el robo se estima en $500 millones), antes de ser expulsados por los mismos estudiantes.

Esa situación forzó al cierre de la sede central durante la jornada de paro nacional (21 de noviembre), pero Arboleda tuvo que extender la medida hasta ayer en la mañana, pues justo después de la marcha otro grupo de encapuchados ingresó y se terminó enfrentando con agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) en la calle Barranquilla.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, manifestó su solidaridad con la institución. “Les aseguro que esos vándalos que entraron por la fuerza ni siquiera son estudiantes de la universidad. Lo que pasó ahí el jueves es que un grupo de personas esperó hasta el final de las marchas para generar terror”, dijo.

Gutiérrez respaldó a Arboleda en su intención de generar pactos en favor de la universidad pues consideró que ese ha sido un centro de educación y convivencia, al que algunos violentos han querido afectar. “ Hay que rechazar es a esos pocos violentos y ahí vamos a estar nosotros para hacer respetar también la institución”, sentenció el alcalde.

¿Policía en la U?

En la Universidad de Antioquia hay un esquema de vigilancia cívica (sin armas) contratado con la empresa Seguridad Las Américas que, cuenta con 38 hombres para vigilar el campus central durante el día y 11 más para la noche, además de 258 para las demás sedes, incluidas las que están por fuera de Medellín.

Elmer Gaviria, vicerrector general de la Universidad, reconoció que ese esquema es persuasivo y que nunca ha tenido armas: “Pero ese esquema de seguridad poco puede hacer si, como pasó el jueves, personas con el rostro cubierto ingresan violentamente, derriban las puertas. Ahí necesitamos el apoyo de las autoridades legalmente constituidas para proteger estos espacios”.

Precisamente, la Personería de Medellín y el Observatorio de Derechos Humanos Fabiola Lalinde, fueron las instituciones que mediaron el pasado 21 de noviembre para sacar a más de 1.000 personas que estuvieron atrapadas en la universidad cuando empezaron las confrontaciones.

Guillermo Durán, personero de Medellín, aseguró que ni los agentes del Esmad ni los policías entraron a la U. de A. y que sus funcionarios fueron los responsables de entregarle a la Policía a tres hombres, uno de ellos menor de edad, que estaban siendo linchados por los vecinos, quienes los acusaron de robar. Uno de ellos fue trasladado a un hospital pues tenía lesiones de consideración y los tres están siendo judicializados.

El rector Arboleda precisó que, de acuerdo con las verificaciones, ninguno de ellos es estudiante de la Alma Mater.

EN DEFINITIVA

La Universidad de Antioquia pidió ser excluida de confrontaciones y que el campus se mantenga en paz para poder continuar con su misión de educación e investigación.

¿Quién cuida a la U?

El vicerrector Gaviria explicó que, por ley, la universidad no puede tener empleados propios encargados de seguridad, aunque hoy hay algunos en esas condiciones (no precisó cuántos), pues sus contratos son de vieja data.

La selección de la empresa de vigilancia se hizo mediante una invitación pública en la que resultó ganadora Las Américas. El contrato se firmó el pasado 22 de marzo, con una duración de 12 meses y un costo de hasta $8.242 millones. Cabe anotar que aunque Gaviria dijo que no hay personal armado, en el contrato de prestación de servicios No. VA-DSL-034-2018 se lee: “el contratista se obliga para con la universidad a la prestación del servicio de vigilancia privada, con medio humano, canino, armas, equipos de comunicaciones y servicios conexos...”

En el apartado de valor del contrato se aclara que es desconocido “en la medida en que se desconoce el número total de vigilantes que requerirá la universidad, los turnos y su modalidad (con arma, sin arma, con canino)”.

El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana, indicó que ante los hechos de violencia en cercanías a la U. de A., la entidad fortalecerá la vigilancia en los alrededores, para evitar el ingreso de posibles vándalos o expendedores de droga .


CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARÉNTESIS ¿Y EL ENFOQUE DE GÉNERO?

La U. de A. dijo que la empresa de vigilancia retiró los ocho empleados que tenía en servicio la noche en la que una estudiante fue, al parecer, abusada sexualmente, mientras avanzan las investigaciones. Marcela Ochoa, directora de Bienestar Universitario aseguró que la empresa garantizó que hace capacitaciones en temas de género. Aclaró que a la víctima se le ha brindado asistencia psicológica y jurídica. “Estamos trabajando en una política de género. Esperamos que sea ratificada por acuerdo superior”. Aclaró que en la U. hay protocolos de atención a víctimas y que este año 73 personas, en su mayoría mujeres, se han acercado a denunciar o pedir asesoría por casos de acosos o abusos sexuales, propios o de su entorno.


Tomado de: www.elcolombiano.com

Leave a reply