Sign in / Join

Para la tristeza y la soledad hay líneas de atención en Medellín

Es normal que ante una situación inesperada, como el encierro por la cuarentena, sea importante acudir a los expertos. El ser humano necesita expresar su dolor. FOTO ILUSTRACIÓN CAMILO SUÁREZ

Es normal que la experiencia de vivir una pandemia genere sentimientos de ansiedad, estrés o incertidumbre. Y también lo es pedir ayuda. Por eso varias entidades a nivel local y regional han dispuesto de líneas telefónicas exclusivas para la atención de la salud mental de la población, enfocadas en brindar acompañamiento.

“Llorar, no comer, aislarse o dejar algunas actividades a un lado son síntomas normales. Si sobrepasan el mes, es delicado y debe haber acompañamiento profesional. Es normal buscar ayuda ante un acontecimiento como este: el ser humano necesita expresar su dolor y hacer catarsis”, explicó Lina Muñoz Zapata, profesional de la Gerencia de Salud Pública de Antioquia.

Los números para anotar y pegar con un imán en la nevera son: 4444448 y 3007231123 para la Línea Amiga de la Alcaldía, si está en Medellín.

Si la llamada se realiza desde cualquier otro lugar de Antioquia, 4407649 es el número del programa Salud para el Alma de la Gobernación.

Si su consulta está relacionada con el bienestar mental de niños y niñas, encuentre atención en las líneas de la IPS Creciendo con Cariño: 6043627 o 3226500588.

Y si requiere de atención psicosocial específica para mujeres, llame al 123 Mujer o escriba por WhatsApp al 3154064194 o 3214677071.

Ayuda en el encierro

“Sabemos que las sensaciones de angustia, incertidumbre, tristeza, tedio y soledad son más frecuentes por estos días”, expresó la secretaria de Salud, Andree Uribe Montoya. Por esa razón, la línea Amiga de la Alcaldía se fortaleció y ahora brinda atención las 24 horas del día en el número fijo. Doce profesionales integran el equipo con el apoyo del LivingLab de la Facultad de Medicina de la U. de A.

Según cifras de la Secretaría, en meses anteriores al inicio de la pandemia, el promedio de llamadas que se recibían por día rondaba las 650.

En tiempos de cuarentena, esta cifra ascendió para llegar hasta 5.720 en marzo, 6.686 en abril y 5.225 en mayo. “Vemos con muy buenos ojos este incremento en las llamadas porque el primer paso para encontrar una solución es pedir ayuda”, aseguró Natalia López, subsecretaria de Salud Pública de Medellín.

Durante estos tres meses se evidencia una disminución en el número total de llamadas relacionadas con información y orientación. Sin embargo, las llamadas que devienen en “intervención en crisis” han ido en aumento (ver recuadro). “Son aquellas situaciones en las afectaciones por salud mental que no dan espera y requieren atención de urgencias. En ese caso, opera un equipo interdisciplinario entrenado que puede proporcionar medicamentos de manera profesional en diferentes puntos de la ciudad”.

Por su parte, la línea de Salud para el Alma de la Gobernación de Antioquia ha recibido 1.959 llamadas desde que fue creada el 28 de marzo, según cifras de la Secretaría de Salud departamental. De estas, 1.232 fueron para solicitar orientación general, 597 derivaron en atención por telepsicología y 130 por telepsiquiatría. Cuando se identifica un alto riesgo para el paciente o un familiar, se activa la ruta de atención presencial correspondiente.

Más de 100 profesionales, también del LivingLab de la U. de A., brindan acompañamiento en esta línea que funciona 24 horas del día y siete días a la semana. Los trastornos de ansiedad, depresión y reacción al estrés agudo y grave son los motivos más frecuentes de consulta, señaló la Secretaría.

“Sentir miedo es normal. Pero cuando se vuelve una sensación constante, se convierte en ansiedad, es decir, atemorizarse ante el futuro y pensar en sucesos que no han acontecido”, explicó Muñoz.

Ojo a la niñez

La salud mental de los niños está relacionada con la de los otros miembros de su familia. Por esta razón, 15 psicólogos de la IPS Creciendo con Cariño brindan acompañamiento de lunes a viernes a situaciones que afecten la salud mental de los niños, pero también a madres, padres, hermanos, agentes educativos o cuidadores.

La línea se creó para atención durante la contingencia y, desde el 25 de marzo se han recibido 1.873 llamadas.

Catalina Vertel, gerente de la IPS Creciendo con Cariño, explicó que han disminuido con la flexibilización del aislamiento, pero continúa de manera importante porque los niños siguen en casa y actúan como un elemento generador de estrés junto con la falta de empleo y las relaciones de pareja de sus padres .

Información tomada de: www.elcolombiano.com

Leave a reply