Sign in / Join

Medellín se queda a medias en el plan de expansión de ciclorrutas

En el actual Plan de Desarrollo, que se debate en el Concejo, también se contempla el mantenimiento y mejoramiento de los 105,4 km de ciclorruta existentes en Medellín. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ

Las críticas fueron escuchadas. Bueno, al menos parcialmente. Cuando el Plan de Desarrollo de Medellín 2020-2023 fue radicado en el Concejo, apenas se consignó una meta de 15 kilómetros (km) nuevos de ciclorruta, y otros 14 para conectar los tramos existentes del norte y el sur. No obstante, la alcaldía presentó un pliego de modificaciones con el que fija la cifra, para ambos proyectos, en 54 km.

Lejos está de la promesa del alcalde Daniel Quintero, quien encampaña hablaba de al menos 80 km, o del ambicioso Plan Maestro de la Bicicleta (con vistas a 2030), pues para lograrlo se necesitaría que cada administración construya como mínimo 120 km durante su gestión.

Hoy la ciudad cuenta con 105,4 km construidos. Esto solo alcanza, según el borrador del Plan de Desarrollo, a cubrir el 3 % de los 2.900 kilómetros de malla vial con los que cuenta la capital antioqueña.

En los cambios hechos al proyecto de acuerdo que se debate en el Concejo, el Municipio reveló que también se contempla implementar dos estaciones que integren al ciclista con el metro, adecuar tres puentes viales existentes para la accesibilidad universal y concluir el proyecto de integración para los campus de la Universidad Nacional y la Universidad de Antioquia, cuya primera fase está a cargo del Área Metropolitana.

Además, la alcaldía mencionó que buscará subir al 4 % el número de viajes que se hacen a diario en este vehículo, teniendo en cuenta que su participación actual en el total es de apenas el 1 % (61.842 según la Encuesta Origen-Destino 2018). También se quiere pasar del 12,3 % al 20 % en la cantidad de mujeres que se movilizan en bicicleta.

Según el documento del Plan de Desarrollo, la construcción de los nuevos corredores para ciclistas estará a cargo de dos dependencias: Movilidad se encargará de ejecutar el tramo de 14 km que unirá el norte y el sur y los restantes 40 km son responsabilidad de Infraestructura.

En cuanto a la inversión para la expansión de las ciclorrutas, la alcaldía no mencionó un monto específico, sino que harán parte de los presupuestos asignados a ambas secretarías.

“Una meta pobre”

El solo hecho de prometer algo en campaña y cambiarlo una vez en el poder, independiente de la contingencia de la covid-19, es “inaceptable”, en opinión de Mauricio Mesa, coordinador del colectivo Siclas. Incluso, dijo, ejecutar solo un poco más de la mitad “los dejará mal parados”.

Sin embargo, tomando como base lo que parece que se va a aprobar en el Concejo, Mesa señaló que lo ideal es tejer una verdadera red de ciclorrutas en la ciudad, pues lo que existe no es tal cosa, sino retazos inconexos que no garantizan una adecuada movilidad en este vehículo.

“Desde los colectivos estamos prestos a colaborar para integrar lo nuevo con lo existente, sobre todo para enfocar lo que se va a construir (...) En comunas como la 1 y 2 se evidencia un alto uso de la bicicleta, pese a que la loma podría verse como un impedimento, pero también es donde menos infraestructura hay”, agregó.

Mesa valoró que se piense en tres nuevos pasos sobre el río, aunque dijo que lo ideal es que todos los puentes tengan un espacio para el tránsito de las bicicletas.

También quiso llamar la atención porque aseguró que cuando anuncian nuevas ciclorrutas se enciende una alarma debido a que, “se construyen a nivel del andén, y eso no es seguro ni para el que va en cicla ni para el peatón, entonces no aceptamos que se haga ese tipo de corredores”.

Pandemias como los incidentes viales y la contaminación, subrayó Mesa, tampoco se pueden desatender. Por eso es que se piden metas altas, porque el único camino para evitar esos problemas es la movilidad sostenible.

El activista cuestionó cómo se logrará, por ejemplo, subir el número de viajes al 4 % con una apuesta tan baja. Afirmó que causa curiosidad esa meta, porque significa lograr en tres años lo que no ha sido posible desde 2015, cuando se consignó el Plan Maestro de la Bicicleta, que incluso busca llevar ese indicador hasta el 10 % en 2030.

“Somos idealistas y queremos lo mejor para Medellín. Eso significa menos carros, motos y menos autopistas. Por el contrario, más gente caminando la ciudad y montando bicicleta”, dijo.

Voces desde el Concejo

Alex Flórez, concejal del mismo movimiento que eligió al alcalde Quintero, defendió la propuesta modificada de la administración y destacó sobre todo la conexión que se hará entre el sur y el norte.

“Es entender que Medellín no es una isla, sino que integra un área metropolitana que necesita esa conexión”, dijo.

De hecho, la alcaldía señaló, sin especificar exactamente el número de viajes, que entre 2018 y 2019 aumentó un 62 % el uso de la red ciclística, por lo cual el proyecto de unir los tramos inconexos dinamizará el uso de este vehículo para integrarse con Bello, Envigado e Itagüí.

A contramano, el concejal Daniel Carvalho expresó que la única cifra aceptable es construir 120 kilómetros, “si de verdad se tiene la intención de apuntarle a la movilidad sostenible”, por lo cual, apenas 40 kilómetros (refiriéndose a los que hará Infraestructura) son solo la tercera parte de una “decisión valiente”.

El corporado alertó también sobre la construcción de cicloparqueaderos, pues además de las ciclorrutas hay que dotar con los equipamientos para fomentar su uso.

En el documento radicado en el Concejo solo hay una mención a este proyecto, pero tampoco se especifica cuántos se harán. Cabe recordar que en Medellín hay al menos 58, que fueron adecuados en el espacio público por el Área Metropolitana.

Para la concejala Dora Saldarriaga, además de coincidir en que la meta en kilómetros es pobre, es vital trabajar para que más mujeres se animen a usar la bicicleta, pues si no lo hacen en igual o mayor proporción a los hombres es porque no se les dan las garantías para sentirse seguras. El corporado Daniel Duque también se sumó a esta solicitud.

Otra perspectiva desde el Concejo la dio Aura Marleny Arcila, quien mencionó que además de las ciclorrutas se debería pensar en incluir 10 estaciones de Encicla con bicicletas eléctricas para zonas de laderas (aunque este sistema es competencia del Área Metropolitana). También recomendó incluir otros modos de micromovilidad cuando se habla de corredores, como las patinetas eléctricas, pues es imperiosa la tarea de regular los vehículos que surgen.

Información tomada de: www.elcolombiano.com

Leave a reply