Sign in / Join

Los cambios que trae el 2020 para el metro y las tarjetas Cívica

Un incremento de $100 en el costo del pasaje en metro y de $125 en la porción de bus para los viajes integrados tendrá el sistema de transporte masivo del Valle de Aburrá, a partir del próximo 1 de enero.

Las tarifas fueron autorizadas por el Área Metropolitana, que ejerce como autoridad de transporte en el territorio, a través del Acuerdo No. 29.

Jaime Andrés Ortiz Rueda, coordinador de la Gerencia Social y de Servicio al Cliente del Metro de Medellín, explicó que las tarifas se aplicarán automáticamente y que, además, se incluyeron algunos beneficios que les generarán ahorro a los viajeros, como la doble integración.

Los usuarios que tienen su tarjeta Cívica personalizada pagarán $2.355 por cada trayecto, eso significa un 4,4 % más respecto a lo cobrado durante el 2019.

Los viajeros que tienen la tarjeta al portador pagarán $2.420 por trayecto. Esta tarjeta se dejará de expedir a partir del 1 de enero de 2020, pero seguirá funcionando para quienes ya la tienen.

La tarifa para las personas con discapacidad que tienen tarjeta diferencial (tramitada directamente con el Metro) será de $1.760. Mientras que a los adultos mayores se les cobrará $2.210 por cada viaje.

Tarifa congelada

Los estudiantes adscritos al convenio denominado Estudiantil Municipio seguirán pagando la misma tarifa de 2019, es decir, $1.090 por cada trayecto.

“Con esto, se beneficiarán 37.500 estudiantes de instituciones públicas de educación básica, media y superior en pregrado”, señaló Ortiz.

Para acceder a esta tarifa diferencial es necesario ser estudiante matriculado en instituciones educativas oficiales de los 10 municipios del Valle de Aburrá, residir en viviendas de estratos 1, 2 o 3; y tener entre 10 y 28 años. También se incluyen estudiantes de edades distintas con discapacidad, en condiciones de desplazamiento o que estudian en colegios o universidades privadas con becas del 100 %.

Las inscripciones se realizan en las oficinas de bienestar de cada institución y la autorización del descuento está sujeta a la aprobación de cada alcaldía.

Cambios en la Cívica

Con el objetivo de reducir costos e impacto ambiental, el Metro redujo la variedad de tarjetas Cívicas disponibles.

La principal novedad será la desaparición, desde el 1 de enero, de la tarjeta al portador que hoy se expide en las taquillas suministrando el número del documento de identificación y cargando el valor de un viaje. Esa Cívica no permitía recuperar el saldo en caso de robo o pérdida, había que pagar nuevamente para reemplazarla, y no permitía acceder a las tarifas integradas.

Como reemplazo, los usuarios tienen dos opciones. La primera es tramitar la tarjeta Cívica personalizada, que tiene una tarifa menor y se expide sin costo en la página web del Metro o en los puntos de atención de las estaciones Niquía, San Antonio, Itagüí y San Javier.

La segunda es comprar la Cívica Eventual que, según la empresa de transporte, está pensada para el público turista o pasajeros esporádicos.

Tiene un costo de $5.000 que se paga una única vez y permite acceder a las tarifas integradas y a los sistemas de recarga en línea. El Metro informó que entre el 1 de enero y el 2 de febrero hará jornadas pedagógicas con los viajeros para que conozcan esa tarjeta y la expedirá sin costo. Luego del 3 de febrero se cobrará.

EN DEFINITIVA

El Metro aumentará en 4,4 % el cobro por cada viaje para 2020. Y para ahorrar plástico autorizó la eliminación de la tarjeta Cívica al portador (verde). Los cambios regirán desde el 1 de enero.

Llega la doble integración

Otro de los beneficios que recibirán los usuarios del sistema es la doble integración o alimentación, que consiste en un menor costo para quienes toman más de una ruta integrada durante su viaje.

“Hoy un pasajero que toma ruta integrada, metro o cable, y luego ruta integrada, paga ese último tramo con tarifa completa. Desde enero, en ese último tramo solo se cobrará la porción de bus, lo que significa ahorros de hasta $1.200 en algunos viajes”, señaló Ortiz.

Cabe anotar que ese cambio tarifario implicará una actualización de los sistemas de lectura de la tarjeta Cívica. Por eso, durante enero los viajeros que hagan la doble integración no verán reflejado el beneficio en el lector del bus. “El beneficio se activa automáticamente, pero el lector lo mostrará luego”, aclaró la empresa y recordó que para acceder al descuento, los tres viajes (bus, metro, bus) debe hacerse en máximo 90 minutos.

Se espera que todos los sistemas estén actualizados para lectura en tiempo real a partir de febrero .


CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARA SABER MÁS ¿QUÉ PASARÁ CON LAS OTRAS CÍVICAS?

Las tarjetas Cívica al portador (verdes) que ya fueron expedidas seguirán funcionando con normalidad, reportó el Metro. La empresa invitó a los usuarios a cambiarse a tarjeta personal pues obtienen ahorros significativos con su uso. “Si un pasajero toma el metro en San Javier hasta San Antonio para ir a su trabajo durante un mes (contando 40 viajes en ese periodo) con Cívica Personalizada, pagará $94.200. Con la Cívica Eventual, los mismos 40 viajes le

costarán $106.000. Es decir, solo por tener la tarjeta personalizada, el viajero tiene un ahorro al mes de $11.800”, aclaró el Metro en un comunicado.

Las tarjetas eventuales (blancas) que ya fueron expedidas recibirán el beneficio de integración tarifaria.


Tomado de: www.elcolombiano.com

Leave a reply