Sign in / Join

Investigación con sello paisa dice que con perros se detectan al instante casos de covid-19

Los caninos han servido para detectar explosivos y rescatar personas, ahora detectarán casos de covid-19. FOTO ARCHIVO MANUEL SALDARRIAGA

Con la ayuda de perros, aprovechando su potencial olfativo, en Medellín se podrán diagnosticar casos de contagio por covid-19 en un segundo, asegura una investigación adelantada entre las universidades de Antioquia y Nacional y el hospital San Vicente Fundación, con apoyo de la Universidad de Wisconsin-Madison, de Estados Unidos.

La investigación también dará una certeza del 99,9% para los casos negativos, dice la misma investigación, que fue liderada por el profesor Ómar Vesga Meneses, director del Grupo Investigador de Problemas en Enfermedades Infecciosas (Gripe) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia.

Por la Universidad Nacional participan investigadores de la empresa Colina K-9.

La información revelada a los medios de comunicación indica que después de 7 semanas de entrenamiento, los perros se sometieron a 92 experimentos, en los cuales evaluaron un total de 9.200 muestras. Su asignación era discriminar los especímenes de los pacientes con covid-19 en medio de los especímenes de control, con el menor número posible de errores.

En la compañía Colina K-9 se seleccionaron seis perros, que con sus entrenadores recorrían y olfateaban muestras que se aislaron en recipientes herméticos idénticos, de tal manera que de ellas saliera solo el aroma para que los caninos aprendieran a diferenciar el olor de un contagiado del de una persona libre del virus.

“Nuestros seis perros lograron, independientemente y como grupo, muy alta sensibilidad, especificidad, valores predictivos, precisión y razón de probabilidad, con intervalos de confianza muy estrechos. La métrica más alta fue la del valor predictivo negativo, lo que indica que —con una prevalencia de enfermedad del 7,6%— el 99,9% de las muestras señaladas como negativas por los perros no portaban el virus”, escribió el médico Ómar Vesga en una publicación científica internacional, para informar al mundo de los avances”, dice el informe de prensa.

Asegura que el valor predictivo negativo del 99,9% implica que si el perro no señala una muestra, es altamente improbable (0,1%) que ese sujeto esté infectado por SARS-CoV-2, lo cual demuestra que estos animales, debidamente entrenados, pueden ser útiles para descartar, en apenas un segundo, la infección viral en seres humanos.

“Esta es una prueba validada con toda la rigurosidad científica. Al diagnóstico canino no se le había aplicado suficiente rigurosidad hasta el año pasado, cuando el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) lo aplicó para validar el empleo de perros como método diagnóstico de Candidatus Liberibacter asiaticus, un patógeno que destruye los cultivos de cítricos en el mundo entero. Aparte de ellos, nosotros somos los únicos que hemos validado el diagnóstico con canes entrenados, con la diferencia de que nosotros lo hicimos para detectar SARS-CoV-2”, aseguró Vesga.

Hasta ahora se va en la fase in vitro, pero sigue, a partir de esta semana, la fase in vivo, en la que, con todas las medidas de bioseguridad adecuadas, se empezará el entrenamiento de los perros sobre personas aliviadas y asintomáticas.

“Los asintomáticos tienen las mismas cargas virales de los sintomáticos y por eso creemos que vamos a detectar asintomáticos, eso está en proceso. Pensamos que nos van a dar iguales resultados a la fase in vitro, no creemos que haya diferencias debido a la potencia odorífera que tiene el perro”, aseguró el investigador de la U. de A.

Al terminar la primera fase se adelantaron pruebas moleculares de PCR en tiempo real, la prueba de mayor certeza existente, y se determinó que tanto perros como investigadores están libres del virus. Los científicos que participan en este proyecto se documentaron previamente sobre los riesgos de infección en los perros y encontraron que hay tres estudios que demuestran que los cánidos son inmunes al virus, y que solo el contacto muy estrecho conduce ocasionalmente (12 %) a infección, la cual se autolimita sin causarle síntomas a los perros. Adicionalmente, el entrenamiento se basa en estímulos positivos, de tal manera que no se incurre en maltrato de ninguna índole a los animales.

La meta es crear un programa fácil de entrenamiento casero, de tal manera que muchas mascotas puedan contribuir a la detección de casos de covid-19, para que los infectados se aíslen hasta que se recuperen y no contagien a otras personas.

Información tomada de: www.elcolombiano.com

Leave a reply