Sign in / Join

En El Poblado, estos valientes con movilidad reducida le llevan su domicilio

Por: Daniel González Jaramillo

Un grupo de personas con movilidad reducida creó el proyecto ‘Manda2’, una iniciativa que le dio otra cara al barrio Provenza (Medellín).

Tal parece que el ingenio de los paisas no tiene límites, hecho que se demuestra en Martín Londoño Uribe, un vecino del barrio Provenza, quien le sacó provecho a su emprendimiento para verle una cara más positiva a la vida. Este antioqueño, de 30 años de edad, sufre una discapacidad debido a una lesión medular que le produjo una paraplejia, producto de un accidente de tránsito que tuvo a sus 18 años.

Por estas circunstancias, Martín decidió diseñar su propio vehículo que le permitiera movilizarse con más facilidad en una zona que no está preparada para personas con discapacidad.

De ahí nace la idea de construir su propia empresa y generar empleo a aquellos que tienen una movilidad reducida. Hoy, este trabajador incansable, al lado de su equipo de trabajo, es reconocido por su efectividad en la entrega de domicilios, no solo en Provenza sino también en varios barrios de la comuna 14.

Un proceso de investigación
Hasta el momento se han construido cuatro vehículos de este tipo y así conformar la empresa llamada ‘Manda2 Provenza’, la hija consentida de Martín.

Lea además: Póngase en sintonía con la Semana Santa desde la comodidad de su casa

“Estos dispositivos son fabricados con materiales de bajo costo porque se pretende que la mayor parte de la población pueda tener acceso a este método de transporte. Se manejan como una bicicleta eléctrica sin pedal. Actualmente se está fabricando otro vehículo con un mecanismo por medio de joystick, diseñado para personas con una discapacidad más severa”, explica Martín.

Este emprendedor asegura que su vida se partió en dos después del accidente, pero dice que vuelve y se parte en una tercera ocasión gracias a estos dispositivos de transporte. “Más que ruedas y pies, este proyecto me ha dado alas para continuar mi vida y me permite así hacer lo que yo quiera durante el día con total autonomía. Soy amante de la libertad, de las bicicletas y el aire libre”.

‘Manda2 Provenza’ es una creación de Martín y sus dos socios, Simón Echavarría y Mariano García, quienes esperan que este proyecto sea reconocido a nivel nacional e internacional. Esta iniciativa está amparada por Matt (Movilidad, Accesibilidad, Tiempo y Trabajo), marca con la que quieren desarrollar pruebas piloto para otros servicios. Su objetivo surge como una opción inmediata para generar empleo, realizando envíos a domicilio para las personas con movilidad reducida y, ahora, para toda la gente que requiera de este servicio.

“Antes de que llegara ‘Manda2 Provenza’ yo le he hecho el trabajo de mensajería a ‘La rosa lingerie’, una empresa de ropa interior que yo fundé. Así que este tema de la mensajería ya lleva un largo tiempo y le estamos dando la oportunidad a otras personas de emplearse”.

Los vecinos del sector apenas comienzan a familiarizarse con el servicio, pero paso a paso van destacando la labor de estas personas con discapacidad. “Nos ha ido bien, pero hemos notado que la gente es un poco escéptica al pensar que alguien en silla de ruedas pueda hacer estas diligencias con efectividad. Estamos en esa lucha para quitar ese pensamiento, sin embargo, hemos logrado un buen acercamiento a personas y empresas que ya creen en este método”.

Además de los domicilios de todo tipo (alimentos, electrodomésticos, mensajería, materiales pesados, entre otros) estos vehículos también se prestan para realizar tours por la ciudad para personas con movilidad reducida. “También para las personas que caminan con normalidad, pero que quieren vivir una experiencia sensorial en Medellín”.

Estos emprendedores de Provenza no se rinden ante las dificultades, pero sí hacen claridad sobre las zonas de El Poblado que no pueden cubrir. “Nuestro propósito es atender el sector de El Poblado, Envigado, Itagüí, Laureles y el centro de la ciudad, en zonas aledañas al río Medellín, mas no en la periferia. Nuestro fuerte no son las zonas altas de la ciudad porque velamos mucho por el buen rendimiento de la batería de estos vehículos”.

Es importante destacar que durante esta contingencia por el coronavirus (COVID-19) siguen trabajando sin descanso, teniendo en cuenta todas las medidas de protección como el uso de guantes, tapabocas y gel antibacterial.

Información tomada de: www.gente.com

Leave a reply