Sign in / Join

El parque de los héroes floreció en Medellín

POR DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES Y MARIA PAULA HERNÁNDEZ B.

7.000 millones de pesos fue la inversión para construir el Parque Inflexión.

El camino de los héroes y las zonas verdes del Parque Inflexión estuvieron colmados durante el evento para dedicar este lugar a las víctimas. Ayer, en Medellín, se vivió un sentido homenaje cargado de solemnidad, reflexión y sentimiento.

Al encuentro llegaron familiares de quienes perdieron la vida por enfrentar al narcotráfico, vecinos de lo que fue el edificio Mónaco y que ahora lo son del nuevo espacio, la fuerza pública y la alcaldía.

Algunas zonas del parque aún no estaban listas, pero eso no impidió el desarrollo de la jornada mientras trabajadores continuaban afinando detalles de la obra.

Desde las 10:00 a.m., sobre una pantalla gigante se proyectaron videos que relataron la esencia de la estrategia “Medellín abraza su historia”, con la cual la alcaldía pretende contar la historia de la guerra ocasionada por la mafia, desde el ángulo de quienes la sufrieron y no la perspectiva de los victimarios.

En una de las proyecciones, un grupo de niños que fueron entrevistados y a quienes les protegieron el rostro opinaban que Pablo Escobar era un hombre malo, pero que había hecho buenas cosas por Medellín, y coincidían en que les gustaría tener fincas, dinero y armas, como el capo. Los asistentes se estremecieron al escuchar este relato.

Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, explicó en su discurso que esa es la realidad que se busca cambiar, que la niñez tenga anhelos cimentados en valores y no en antivalores, que sus sueños sean de paz y no de guerra.

La emoción del homenaje

Una de las asistentes al evento fue Leonor Cruz, viuda del coronel Valdemar Franklin Quintero, asesinado por la mafia en 1989. Para ella la dedicatoria fue un acto hermoso con el cual se reivindica a quienes combatieron la maldad, enraizada en el narcotráfico, que es el cáncer de la sociedad.

“Este parque se construyó para que los niños conozcan la verdadera historia, que Medellín es de gente buena y honesta”, expresó.

Tumbar el Mónaco, dijo Cruz, fue derrumbar algo que ya se estaba cayendo y permitió librarse del morbo de los turistas que, tomándose fotos en un símbolo negativo, faltaban al respecto a las víctimas.

Para Claudio Galán Pachón, hijo del candidato presidencial Luis Carlos Galán asesinado en 1989, la apertura de este parque es una invitación al encuentro y la reflexión.

Con los mensajes, las obra de arte y los simbolismos que tiene Inflexión, dijo Galán Pachón, se configura una narrativa de lo que realmente pasó, y no una elaborada por guiones de televisión de productoras nacionales y extranjeras.

Al terminar la presentación oficial del parque, los asistentes caminaron hasta el centro del mismo, donde había dispuestas flores para que cada persona pusiera una en alguna de las 46.612 perforaciones del muro conmemorativo, que representan las vidas perdidas en Medellín entre 1983 y 1994.

El alcalde Gutiérrez subrayó que, para él, Inflexión es uno de los espacios más bonitos de la capital antioqueña. “No por lo físico, sino por lo que significa. Un sitio en el que podemos llorar, pero al mismo tiempo sentir una gran esperanza por la dirección en la que va la ciudad”.

Su invitación a los visitantes nacionales y extranjeros, es a que conozcan y se apropien del lugar con respeto. El mandatario también dejó una flor en el muro conmemorativo y anotó que le gustaría ver toda esa pared florecida para recordar a los héroes.

Gutiérrez anotó que este parque trasciende de los tiempo políticos, porque va en sintonía con los tiempos de la vida.

EN DEFINITIVA

El Poblado tiene un nuevo espacio público, pero el Parque Inflexión es más que eso, es el primer lugar del país que conmemora a las víctimas, y a las vidas que arrebató, el narcotráfico.

“Yo dejaré de ser alcalde en pocos días, pero no pierdo mi lugar como ciudadano (...) Es la ciudadanía la que tiene que apropiarse y hacer de este lugar un museo de la memoria cada vez más fuerte”, apuntó.

Visita presidencial

Mientras caía la tarde, los invitados fueron llegando. Un par de violines sonaban al fondo.

Después de varias horas de espera, el presidente Iván Duque llegó al lugar a las 7:00 p.m., con una amplia comitiva. En la pantalla de la tarima se visualizó un video con los rostros de algunas víctimas y, al final, la leyenda: Medellín abraza su historia.

Después del recorrido del presidente por el parque, las 46.612 luces del muro de flores se encendieron. Cada una brillaba representando a una vida perdida, cuyo recuerdo ilumina ahora las noches de la ciudad.

A partir de las 10:00 p.m., el lugar quedó abierto al público.


Tomado de: www.elcolombiano.com

Leave a reply