Sign in / Join

El nuevo escenario en el que viven los centros comerciales

Medidas de bioseguridad y control de aforo son algunas de las tareas hechas por los centros comerciales para que les permitan lo más pronto posible reabrir sus instalaciones para los ciudadanos. FOTO CAMILO SUÁREZ

Por Johan Chiquiza Nonsoque

Ir a ver ofertas, a almorzar, a comerse un helado y después a cine en un centro comercial es uno de los planes de domingo que se ha visto afectado por la emergencia sanitaria en Colombia. Estos establecimientos han tenido que adecuarse a esta nueva realidad.

Según el registro de la Asociación de Centros Comerciales de Colombia (Acecolombia), en total hay 30 centros comerciales de más de 5.000 metros cuadrados en Antioquia, los cuales han tenido que ver cómo se cierran las puertas de la mayoría de los negocios, a excepción de locales como bancos, droguerías, supermercados y tiendas de mascotas, además de algunos restaurantes, cuya operación se basa en los domicilios.

Para funcionar han tomado medidas que van desde el control de aforo de los espacios hasta un manejo más riguroso en términos de bioseguridad. Un ejemplo de ello es Arkadia, centro comercial en el que se toma la temperatura a todas las personas antes de ingresar, se han automatizado los dispensadores de tiquetes de los parqueaderos y se han instalado 50 dispensadores de gel antibacterial para quienes deban ir a este lugar.

Otro ejemplo es el del Centro Comercial Santafé, voceros aseguran que para esta época se ha hecho un especial esfuerzo en la constante desinfección de zonas comunes y el control de aforo dentro del establecimiento comercial.

Por su parte, el Centro comercial Oviedo confirmó que en próximos días se reactivará el servicio de domicilios Oviedo te Compra, que funcionaba solo de manera interna, pero que ahora asegurará que los clientes puedan recoger productos en su carro o recibirlos en su casa.

Urge ayuda
Según Carlos Betancourt, presidente de Acecolombia, “actualmente, permanecen cerrados el 91,8% de los 41.109 locales comerciales que existen en el país, lo que ha llevado a tomar medidas sobre arriendos, cuotas de administración, contratos con proveedores, entre muchas otras que permitan hacer sostenible no solo el centro comercial, sino los negocios que lo habitan”.

Teniendo en cuenta esto, de acuerdo con Betancourt, “la prolongación de las restricciones para operar los comercios al interior de los centros comerciales no es una situación que podamos soportar por mucho más tiempo”, enfatizando en que son 290.000 familias las que dependen de este aspecto.

Patricia Melo, gerente de Arkadia, indicó que “tenemos un gran compromiso con nuestra comunidad de no generar desempleo, y con gran orgullo podemos decir que con mucho esfuerzo hemos logrado conservar a hoy el 100% de nuestros empleos directos, así como el 100% de los equipos tercerizados”.

Puntos como el Centro Comercial Oviedo confirmaron que el promedio diario de visitas es de 15 % con respecto a la afluencia en la que se venía operando.

Por ello, los centros comerciales se preparan para un eventual reinicio de operaciones de manera gradual. Entre las medidas que se toman son la señalización de la distancia social que se debe guardar, la continuación de las brigadas de desinfección constante, la reducción de mesas en las plazoletas de comidas y el impulso a pagos de tarjeta de crédito o débito, entre otros.

Sin embargo, en Antioquia la tendencia actual es similar a la planteada en Colombia, teniendo en cuenta que en la actualidad el Santafé se encuentra solamente a 15 % de operación y de Arkadia a 10 %.

Desde Acecolombia son conscientes de que la crisis “tendrá efectos sobre los índices de desocupación, los hábitos de consumo y comportamiento del gasto que suponen plantear esquemas y soluciones para adaptarse a estos cambios y lograr que no se vea disminuida la completa oferta de productos y servicios que los centros comerciales brindan a los colombianos”.

No solo son los malls

La preocupación del sector del comercio es generalizada en especial en aspectos como el pago de nómina. La Asociación Nacional de Empresarios (Andi), de la mano de Fenalco, reveló una encuesta en la que las empresas con ventas de 65 billones de pesos anuales no tienen con qué sostener su nómina a largo plazo.

Bruce Mac Master, presidente de la Andi, destacó el pasado 24 de abril que “El promedio de ellas cuenta con 11 días de caja para atender todas sus necesidades. Si dedicaran la totalidad de sus recursos a pagar nómina tendrían 42 días”.

En palabras de Mac Master, “se trata de una situación crítica”, y más si se tiene en cuenta que con el paso de los días, ya tendrían solo para una semana más. En el sector real, el comportamiento sería similar, de acuerdo con un estudio realizado por Fenalco en el que consultó sobre las perspectivas de recortes.

Información tomada de: www.elcolombiano.com

Leave a reply