Sign in / Join

El 92 % de municipios de Antioquia, en alerta por riesgo de incendios

En el transcurso de 2020 van 40 eventos en 20 localidades del departamento.

En las dos primeras semanas de este año, los incendios forestaleshan afectado 62 hectáreas en Antioquia, lo que tiene en alerta a las autoridades.

Así lo dio a conocer el Departamento Administrativo de Atención, Prevención y Recuperación de Desastres (Dapard), que indicó que dicha afectación ha ocurrido en 40 eventos. Es decir, en promedio, cada día se presentan cerca de tres incendios.

Jaime Enrique Gómez, director de la entidad, hizo un llamado a la comunidad para que adopte unas medidas básicas de prevención frente a la posible ocurrencia de incendios forestales, que tienen mayor frecuencia como consecuencia de la ola de calor que podría ir hasta finales de marzo, según el Dapard.

(Le puede interesar: Sequía y turismo ocasionaron escasez de agua en Arboletes, Antioquia)

Tener especial cuidado para no arrojar colillas encendidas al suelo, no realizar fogatas o sancochos en zonas verdes, evitar las quemas para cultivo o quemas de basuras que pueden salirse de control fácilmente y no dejar botellas a campo abierto porque pueden hacer efecto de lupa y producir incendios, son algunas de las recomendaciones.

“Hasta hoy tenemos 115 municipios en alerta roja por incendios forestales, lo cual es muy preocupante porque son la mayoría de los municipios del departamento”, expresó Gómez.

El director hizo énfasis en el hecho ocurrido en días anteriores en Caldas, en el Alto de San Miguel, donde se presentó un incendio, que de no ser controlado, habría generado graves afectaciones en las comunidades y el ecosistema del valle de Aburrá, pues en esta zona nace el río Medellín.

Hasta hoy tenemos 115 municipios en alerta roja por incendios forestales, lo cual es muy preocupante porque son la mayoría de los municipios del departamento

De igual forma, en Bello, los organismos de socorro tuvieron que atender tres incendios en un mismo día: uno en Potrerito, otro en San Félix y otro más en el sector del Polideportivo Tulio Ospina.

Estos 40 eventos reportados por la autoridad han tenido lugar en 20 localidades antioqueñas y no solo han afectado la zona verde del departamento, sino que también hay un reporte de cuatro viviendas afectadas en su estructura por incendios.

De otro lado, Corantioquia reiteró las recomendaciones para prevenir incendios forestales, como refuerzo a los procesos de conocimiento y reducción del riesgo, así como la mitigación y adaptación frente al cambio climático.

En jurisdicción de la Corporación, la alerta roja es para los municipios de Cáceres, Caucasia, El Bagre, Nechí, Puerto Nare, Segovia, Vegachí, Yalí y Envigado.

Inicialmente, la autoridad ambiental hizo el llamado a las administraciones locales a que mantengan activos sus Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres para atender cualquier situación.

“Entre las acciones necesarias está la racionalización y uso adecuado del recurso hídrico, mediante hábitos sencillos como la priorización del agua potable solo para consumo humano, la reparación de daños y fugas, la recolección de aguas lluvias y el uso racional de la energía, pues esta se produce en un gran porcentaje a través de las fuentes de agua”, dijo Corantioquia.

El año pasado, la entidad les brindó a los entes municipales capacitación en la prevención y atención de incendios, mediante un curso de control de incendios forestales avanzado (COPCIF) con la participación de 20 unidades de cuerpos de bomberos voluntarios de Sabanalarga, Heliconia, Ebéjico, San Jerónimo, San Andrés de Cuerquia, Santa Fe de Antioquia, Caucasia, Hispania, Angostura, Briceño, Valdivia, Yarumal y Tarso. De igual forma, también entregó equipos para la atención de incendios de cobertura vegetal a los bomberos de 11 municipios.

De otro lado, mediante la red automática de monitoreo de fuentes hídricas, del Programa Piragua, Corantioquia determinó que en promedio los principales ríos y quebradas de la jurisdicción presentan una disminución del 46 por ciento de su caudal con respecto a su caudal medio.

Los ríos con mayores disminuciones son el Aburrá, a la altura de Caldas y Sabaneta, con disminuciones del 54 y 61 por ciento respectivamente, Bolívar (59 por ciento), Chico (44 por ciento), Man (44 por ciento), Cauca, en Cáceres (37 por ciento), Nare (41 por ciento) y la quebrada Ayurá (38 por ciento).


Tomado de: www.eltiempo.com

Leave a reply