Sign in / Join

Director del Área responde cuestionamientos y propone cambios por el aire

Medidas polémicas, la modificación de requisitos para elegir a siete subdirectores y una contingencia ambiental que cumple 12 días - y hoy estrena pico y placa 24 horas - han marcado los dos primeros meses del nuevo director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva). Juan David Palacio Cardona, abogado, con especialización en Gobierno y Gestión del Desarrollo Regional y Derecho Laboral y Relaciones Industriales, respondió a las polémicas por su nombramiento y anticipó sus propósitos como autoridad ambiental y de movilidad en la región.

¿Por qué lo postularon?

“Conocí al alcalde (Daniel Quintero) en 2007 cuando fue candidato al Concejo. Desde ahí viene la relación”.

¿Compartió con él otros espacios?

“Con su hermano Miguel (Quintero) estuve muy de cerca, durante 2013 me desempeñé como secretario general del Concejo de Medellín”.

Se criticó de su elección que no tenía un perfil técnico, ¿qué experiencia tiene sobre ser autoridad ambiental o de transporte?

“Conozco el tema de movilidad, trabajé en una sociedad de economía mixta, una empresa operadora de organismos de tránsito, ese es mi fuerte. Obviamente hay que destacar que todo está para demostrar, lo haré con todo el compromiso para demostrar que tengo las capacidades para cumplir las funciones como director”.

¿Cómo está la entidad en términos financieros?

“Tiene $350.000 millones para este año, aspiramos que pueda tener un superávit con los recursos que los municipios recaudan por catastro, Medellín aporta el 80 % de los recursos. Hay endeudamiento de $220.000 millones y tenemos $40.000 millones pendientes para desembolsar de unas obras. Estamos haciendo un análisis para saber hasta que punto podemos optimizar los recursos en aras de no tener que hacer desembolsos”.

¿Cuáles son sus proyectos bandera?

“Quiero apostarle a las ciclorrutas, hay que hacer un proyecto de sur a norte, de Caldas a Barbosa. Los proyectos deben ser metropolitanos, la infraestructura es muy importante pero creo que el Área ha perdido su objeto misional por estar concentrado en eso. La infraestructura vial colapsa a los dos años, obviamente la tenemos que desarrollar. Por ejemplo, hay que hacer un intercambio vial en el sector de Mayorca. Estos proyectos dependen de los planes de desarrollo de los alcaldes”.

El 21 de enero usted firmó una resolución en la que modificó los requisitos técnicos y el tiempo de experiencia para siete subdirecciones, ¿cuál es la justificación de esta medida?

“Efectivamente van a seguir siendo técnicos, hay que recordar que en el Plan de Desarrollo nacional y la Ley 2365 de 2019 se contempló la inclusión de jóvenes en el aspecto público, es ahí donde me baso en la toma de decisiones”.

¿Pero la reducción de requisitos técnicos en el Amva qué tiene que ver con la inclusión de los jóvenes en el mercado laboral?

“Si ustedes miran los perfiles, se conserva tener experiencia, ser profesional y tener especialización. No hay un cambio sustancial, hay que advertir que en otros episodios también se han actualizado los perfiles, no ha sido una situación excepcional. Está abierto. ¿Cuántas profesiones pueden estar asociadas a los números para una subdirección financiera? Economistas, contadores, negociadores internacionales. Sería limitado decir que tres o cuatro profesiones para que cada vez que sea necesario se amplíe el espectro”.

Pero hay subdirecciones muy técnicas. En la de Movilidad, la experiencia se baja de 48 a 36 meses y ya no se necesita ser ingeniero civil, de transporte, de vías o administrativo, abogado o arquitecto. Eso va en detrimento de la especialidad...

“No, la especialización sí tiene que ser afín al área. Ahí realmente usted puede observar que sí va asociado al perfil de la subdirección”.

Pero no se entiende cómo está asociado al perfil si se reduce la necesidad de especialidad técnica desde el pregrado...

“Realmente va asociado al plan de desarrollo nacional y a la ley que contempló el presidente”.

En la motivación usted dice que con la medida se atacará el desempleo juvenil, pero ¿cómo siete cargos resuelven ese problema?

“Es abrir el espacio porque va asociado a que puedan participar los jóvenes que de alguna manera representan el relevo generacional. Soy fiel ejemplo de eso”.

Recibió críticas por esta resolución, ¿la mantiene?

“Claro, tengo que ser consecuente con la decisión. Ya tenemos una subdirectora de Proyectos: Camila Salcedo”.

¿Y qué pasa con las otras seis subdirecciones?

“Vamos a tomar la decisión de acuerdo a las necesidades. Yo tenía unas personas para que nos pudieran acompañar, les hago el ofrecimiento después de modificar la resolución y me dicen: ‘no queremos participar de esos escenarios porque no queremos estar expuestos a los medios públicos’. Les dio temor. Sin embargo, venimos cumpliendo con el qué hacer diario”.

¿Hay plazo para tener subdirectores en propiedad?

“No, de acuerdo a las necesidades vamos nombrando. La entidad no ha tenido ningún trastorno”.

El temor es que estas modificaciones politicen cargos técnicos a cambio de favores, ¿qué responde?

“Hasta el momento no ha sucedido y puedo hablar de presente y no de futuro. Eso es garantía de que no está sucediendo ni va a suceder”.

¿Qué va a hacer para sumarle más pasajeros al transporte público?

“Hemos solicitado que se implementen las Zonas Urbanas de Aire Protegido (Zuap), y eso hará que ciertos vehículos no transiten por allí porque van a tener restricciones, pero eso no depende del director del Amva sino de los alcaldes. Hemos pedido que se contemple el cobro por congestión, o el cobro por contaminación, que es otra forma de desestimular el uso del transporte privado. Lo tercero es fortalecer Encicla, fortalecer el transporte público diciéndoles a los actores que participan activamente que mejoren las frecuencias y que el servicio sea seguro. Esas son acciones reales y contundentes a las que tiene alcance el director del Amva”.

¿Cómo encontró el Poeca? ¿Propone modificaciones?

“Es una herramienta que ha servido y reducido los índices de contaminación, pero debe estar constantemente en ajustes. Les señalé a los alcaldes que tenemos que contemplar la posibilidad de actualizarla. La actualización contempla establecer un pico y placa las 24 horas para el nivel de alerta. Hemos pedido a las administraciones contemplar pico y placa más exigente, porque actualmente no se incluyen motos de cuatro tiempos ni volquetas ni camiones”.

¿Cómo reaccionaron los alcaldes a esa propuesta?

“Han sido receptivos, saben que hay que modificarlo. Ahora solo nos limitamos a lo que está en el Poeca, y tenemos que actualizarla para que en octubre se tengan mejores herramientas para atender el episodio. No es cierto que hayamos consultado a gremios como Fenalco sobre implementar el pico y placa ambiental, les comunicamos que vamos a aplicarla. En la actualización participará nuestro equipo, el equipo técnico del Siata y las secretarías de Movilidad y Medio Ambiente, incluso invitar a la Gobernación”.

El contrato de expansión de Encicla ha tenido cinco adiciones. ¿Qué pasa?

“Hay una imposibilidad técnica por la forma en la que creció el sistema. Nosotros tuvimos una reunión con el proveedor (de tecnología) y le dijimos que el Amva no puede continuar con más otrosí. Ellos pueden suspender el sistema con un solo botón, y esa es una de las preocupaciones. Una vez termine la ejecución del contrato una de las preguntas será: ¿qué vamos a hacer con el soporte técnico? ¿Lo van a entregar, a alquilar, a vender? Estamos evaluando si somos capaces de desarrollar un software, y si desde el punto de vista jurídico podemos acceder al sistema que ellos tienen o no”.

¿Se va a modificar el alcance y las funciones de la subdirección de Seguridad?

“Manifesté a la junta metropolitana que el Amva tiene que hacer un proceso de modernización, por fortuna no hay que sacar funcionarios sino fortalecer la entidad. La entidad ha crecido mucho, pero el conocimiento está quedando en cabeza de los contratistas. Tenemos 223 funcionarios, unos 100 en provisionalidad y en los últimos 10 a 12 años hemos tenido un promedio de 300 a 600 contratistas, y el grueso de ellos está en la subdirección Ambiental. Ese conocimiento no se puede estar perdiendo cada cuatro años. La propuesta es mirar qué necesita la entidad y llamar a concurso”.

EN DEFINITIVA

La modificación del Poeca, la modernización administrativa, el fortalecimiento del Siata y la expansión de Encicla son algunos de los planes del Área Metropolitana en el cuatrienio 2020-2023.

¿Los nombramientos de subdirectores dependerían de la modernización?

“No necesariamente porque esos cargos sí son de libre nombramiento y remoción”.

¿Cómo maneja tantos alcaldes de corrientes diversas y con algunos choques?

“Las discusiones políticas están al margen. Yo acá estoy en el punto de vista técnico. Hay una excelente relación con los 10 alcaldes y a todos les pedí que en la construcción de los planes de desarrollo tengan una visión metropolitana porque si no, difícilmente los podemos acompañar”.

¿Cuál es su posición sobre la decisión del alcalde de Girardota de levantar el pico y placa en esa jurisdicción?

“Respetamos la autonomía de los alcaldes y de los municipios. Como entidad articuladora, tomamos decisiones basados en estudios y herramientas técnicas y tecnológicas para la gestión de la calidad del aire. Desde lo jurídico, los Acuerdos Metropolitanos son normas de superioridad jerárquica frente a las que aprueben los municipios y los concejos municipales y por lo tanto deben ser acatados” .

CONTEXTO DE LA NOTICIA

¿QUÉ SIGUE? PROYECTOS ESPECÍFICOS: SIATA Y PEMOT

¿Qué planes tiene para el Siata?

“Se debe fortalecer, porque la identificamos solo con calidad del aire, pero puede aportar en otros casos como gestión de riesgo y recurso hídrico. Empezó en Medellín y se extendió al área metropolitana, y funciona con un contrato de alrededor de $17.000 millones”.

El Plan estratégico metropolitano de ordenamiento territorial (Pemot) fue aprobado en diciembre de 2019, ¿cómo lo va a implementar?

“Existen dudas y resistencia de algunos municipios. Les propuse a los alcaldes que tenemos que entender los alcances de esta herramienta y quedamos en que las diez secretarías de Planeación lo estudiarán para tomar decisiones, porque su implementación o su derogación, si es el caso, la toma la Junta y no el director”.


Tomado de: www.elcolombiano.com

Leave a reply