Sign in / Join

$436.000 millones, primera factura que el coronavirus le pasa a Medellín

El pronóstico no es alentador. La Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia indicó el viernes que el desempeño este año será negativo y se ubicaría en -2 %, debido a los efectos del coronavirus.

El secretario de Hacienda de Medellín, Óscar Hurtado Pérez, habló con EL COLOMBIANO del impacto que la emergencia tendrá en las arcas, del plan financiero del Plan de Desarrollo y de las transferencias de EPM.

¿Cómo tomó la emergencia las finanzas del Municipio?

“Esta crisis nos ha tomado a todos sin una preparación. Veníamos en un inicio de gobierno concentrados en el plan de desarrollo y en la gestión de los ingresos. Nadie estaba preparado, sin embargo, nos toca afrontarla. Frente al fisco municipal, veníamos de un trimestre muy promisorio, con un recaudo histórico de 65 % del impuesto predial del año ($455.000 millones de $700.000 millones). Eso nos alivia la caja. En un primero momento de la cuarentena, a corto plazo, el problema es de liquidez. Por eso dimos alivio a los contribuyentes aplazando los cobros de predial e industria y comercio para junio. El Gobierno Nacional se ha movido en ese sentido, pero siento que los bancos no tanto porque les han negado los alivios a la gente y los aplazamientos de las cuotas a los empresarios con los que he hablado. A pesar de que el Banco de la República disminuyó el encaje para que los bancos tuvieran liquidez, eso no se ha visto reflejado en la economía. Lo mismo pasa con las tasas de interés”.

¿Ya estimaron cuál será el impacto que tendrá la crisis en los impuestos predial e industria y comercio?

“A pesar de ese buen recaudo del impuesto predial, vamos a tener al final del año una disminución del 8,5 % del ingreso presupuestado, unos $60.000 millones menos. En industria y comercio el golpe es más fuerte porque no solo esperamos atrasos en los pagos sino que tendremos una base de cálculo menor porque la gente no está vendiendo. El sector más grande en este campo es el comercio al por mayor y al por menor. Este año calculamos $100.000 millones menos (-17 %) y $37.000 millones menos para 2021, (-6 %). Si sumamos ambos impuestos, en lo que esperamos de este y el próximo año, estimamos una pérdida en las finanzas de $200.000 millones, una suma importante que nos obliga a replantear los gastos”.

¿Cuánto ha costado la atención de la emergencia?

“La crisis nos golpea por dos lados: una, nos disminuye los ingresos; y por otro, nos pone a sufragar gastos que no teníamos previstos. Hasta la fecha, el Municipio ha destinado $236.000 millones para atender la crisis. Estamos llegando a 220.000 familias con un apoyo económico de $100.000, además del respaldo en alimentos. Cruzamos bases de datos para que las ayudas lleguen a las familias que no reciben apoyo del Gobierno Nacional. Sumando las ayudas y subsidios locales y nacionales estamos llegando a 600.000 familias. Los recursos no son ilimitados y por eso estamos cuidando las finanzas. Nos favorece la cultura de pago de la ciudad”.

Y esos $436.000 millones que hasta ahora van por recursos destinados y plata que se dejará de percibir, ¿a qué renuncias obligará?

“En el caso de los nuevos gastos, lo que hemos hecho es aplazar otros este año para cambiar la destinación, por ejemplo, algunos programas en los barrios o mejoramientos de infraestructura. No hemos salido a endeudarnos porque la crisis hay que atenderla ya. Hemos acudido, amparados por los decretos nacionales, al fondo de obligaciones urbanísticas. El decreto 461 nos permite utilizarlos en la crisis. Cambiamos la destinación de algunos rubros sin afectar los programas importantes de la ciudad”.

El jueves la alcaldía debe radicar el proyecto de plan de desarrollo ante el Concejo, ¿qué tantas modificaciones tuvo el plan financiero por cuenta de la covid-19?

“Hay que ser prudentes con el tema porque vamos a presentar el plan más ambicioso que haya tenido la ciudad en los últimos periodos. Sonaría contradictorio porque en una crisis se pensaría en recortar recursos, pero estamos pensando en una política contracíclica con grandes obras que no se pueden aplazar, como el metro de la 80, Parques del Río en el norte y el Valle del Software. El proyecto que radicaremos superará los $18,2 billones que habíamos presentado en febrero. Eso se explica en el aumento del Sistema General de Participaciones, en un superávit que no había sido incluido y en el incremento de las transferencias de EPM de 2019. Si se cruza la disminución de los ingresos con los mayores ingresos que vamos a tener, nuestro plan estará por encima de lo inicialmente presupuestado. Será un plan de desarrollo para generar empleo y reactivar la economía”.

¿Cómo espera que se comporten las transferencias anuales de EPM?

“Somos un conglomerado y nos tiene que preocupar la situación de todas las entidades que tienen que ver con el Municipio. Se habían planteado en el marco fiscal de mediano plazo que acompañó el presupuesto 2020, $7,1 billones para los cuatro años. En enero, revisando las cifras con EPM, quedaron presupuestados $6,5 billones. Ya ahora con la crisis, hemos intercambiado información y esperamos que en la discusión del Concejo se confirme esa cifra, reconociendo los riesgos que tiene EPM en lo que tiene que ver con los precios de energía, gastos de reconexión, disminución del consumo. Tenemos esa preocupación, pero creemos que la variación no afectará de manera importante nuestro techo fiscal del plan de desarrollo” .

Información tomada de: www.elcolombiano.com

Leave a reply